Publi

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Devocional diario 4 de Abril. Afrontando problemas

En el día del problema, aparece sobre nosotros como un manto de oscuridad y pareciera que todo se nos viene encima. La palabra nos dice que un abismo llama a otro abismo, y así sucede, un problema nos hace ir a otro y así, en un momento todas nuestras fuerzas quedan reducidas.  Saber afrontar lo que nos viene día a día es un arte que necesitamos practicar. Primeramente debemos de aprender a separar nuestros pensamientos, y no añadir problema sobre problema. Cuando yo era  joven estudie por aquellos días un curso de electrónica, en este curso aprendíamos sobre los componentes de una radio, la televisión etc.. Así mismo también nos enseñaban a reparar estos aparatos. Lo primero que nos decían es que aunque había muchos componentes y muchas piezas tanto en los planos o esquemas, como en la realidad, necesitábamos ver, no el total de los componentes, si no que teníamos que aprender a saber distinguir cada bloque por separado. En aquel laberinto de piezas, estaba la zona de baja frecuencia, de alta frecuencia de audio, de imagen, etc... Las reparación tenia pues que seguir un orden, y la investigación primeramente era visual, y después  bloque por bloque hasta encontrar la avería.
En nuestra vida, nos pasa igual, necesitamos separar los problemas, y no juntaros todos en uno. Tenemos que aprender a resolver las cuestiones una por una, porque de esta manera saldremos victoriosos.

  Dios es nuestro amparo y fortaleza,
 Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada